Por qué no debes avergonzarte por hablar a tu perro como un bebé
Por qué no debes avergonzarte por hablar a tu perro como un bebé
TENDENCIAS:

Por qué no debes avergonzarte por hablar a tu perro como un bebé

Por qué no debes avergonzarte por hablar a tu perro como un bebé
Más de una vez te habrás sorprendido a ti mismo hablando a tu mejor amigo peludo como si fueras idiota o como si él fuese un bebé. Foto: Tomada de la Red
Por: |
(Tomada de la Red)
Más de una vez te habrás sorprendido a ti mismo hablando a tu mejor amigo peludo como si fueras idiota o como si él fuese un bebé. Algunos expertos, como la doctora y autora del libro Superbebé Jenn Berman, consideran que debes usar este tono agudo, exagerado y cursilón a la hora de criar y enseñar a tus hijos, puesto que les es de gran ayuda para desarrollar el lenguaje en los primeros años y además establece un vínculo paternofilial más fuerte.

Sin embargo, un estudio publicado en la revista Animal Cognition plantea la misma cuestión cuando nos dirigimos a nuestros perretes. Ahora, cuando alguien te mire con extrañeza porque hablas a tu can con voz melosa y lenguaje infantilizado, podrás afirmar con certeza que él lo prefiere así al tono normal.



Para demostrarlo, los autores de la investigación reunieron a 37 perros de York (Inglaterra) y los introdujeron en una sala con dos persona que sostenían bajo su regazo altavoces, los cuales reprodujeron dos tipos de grabaciones de sus propias voces: uno con un tono normal y el otro infantilizado, con una entonación exagerada y donde se incidía en palabras relevantes para ellos, como ‘paseo’.

Mientras se reprodujo cada una de las grabaciones, los científicos midieron durante cuánto rato miraban los canes a cada persona y después, tras quitarles las correas, también calcularon cuánto tiempo pasaban con ellos. Alex Benjamin, coautora del experimento, asegura que los perros estuvieron más tiempo mirando y junto a la persona que usó el registro ‘orientado a perros’.



Los expertos creen que se debe a que los cánidos son muy sensibles a los cambios en las propiedades acústicas, incluso cuando se trata de aspectos como el género y el tamaño de la persona. No obstante, la conclusión fue que los perros no solo mostraron mayor atención por la entonación, sino también por las palabras que ya conocían.

Asimismo, hay diferencias entre el lenguaje que se usa para hablar a los bebés y a los perros. Según otra investigación, cuando hablamos a los perros no enfatizamos tanto la pronunciación de las vocales, ya que no esperamos que nuestro compañero peludo lo repita. Algo que sí espera quien tiene un loro por mascota, por este motivo aquí sí tiene sentido exagerar la pronunciación.

Aunque esto es algo en gran medida inconsciente, los investigadores consideran que sí somos sensibles a las capacidades lingüísticas de quienes tenemos enfrente, ya sean humanos o animales. O sea que ya no deberías volver a sentirte mal nunca más por cómo hablas a tu ‘bebé perruno’, al fin y al cabo son como hijos.

Fuente:https://www.lavanguardia.com/vivo/20180907/451545355319/por-que-no-avergonzarte-hablar-perro-bebe.html
TÓPICOS: MASCOTAS
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados