Dirige Diego primer juego en Tijuana
Dirige Diego primer juego en Tijuana
TENDENCIAS:

Dirige Diego primer juego en Tijuana

Dirige Diego primer juego en Tijuana
Recibido entre aplausos, Diego Armando Maradona se divirtió y disfrutó el duelo amistoso en el estadio Caliente entre Xolos y Dorados.
Por: |
TIJUANA, Baja California(GH)
La pelota no se mancha.

Esa fue la última gran frase que dejó el Maradona futbolista, en la que pedía que el balompié no cargara el peso del otro Diego, el adicto.

De nuevo, hay dos Maradona. Uno que se potencia cuando está cerca de la pelota en su labor como entrenador de Dorados de Sinaloa y el que deja ver la consecuencia de sus errores conjugados al natural paso del tiempo.

Cuando no hay futbol en su radar, las piernas del que alguna vez realizó el “Barrilete Cósmico” según el narrador uruguayo Víctor Hugo Morales, caminan cada vez más lento, más pausado.

El “Diez” medita al hablar, se le complica hilar oraciones y hasta confunde frases de Jorge Valdano con las de César Luis Menotti. Su mirada se pierde en la nada.

Todo cambia cuando hay un balón cerca del “Pelusa”, aún así encuentre por cumplir 58 años.

Las redes sociales han permitido ver parte de la intimidad del vestidor del “Gran Pez”, Maradona incluso ha festejado victorias bailando, se ha tirado de panza en el Estadio Banorte en un día lluvioso tras un entrenamiento y de vez en cuando, patea la pelota con su mítica zurda.

POCOS PERO LOCOS
La presencia de Diego Armando Maradona no pudo llenar el Estadio Caliente, pero trajo consigo a admiradores de uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Recibido entre aplausos, Maradona también pudo ver a una bandera de Argentina que fue colgada cerca del banquillo visitante.

Fue la ocasión ideal para que algunos se pusieran la camiseta albiceleste con el dorsal diez o la de Boca Juniors. Ni en los minutos en los que se hizo presente una llovizna, se apagaron los ánimos.

Ayer en el Mictlán, hasta los vendedores de comida o artículos, no pudieron resistirse a aproximarse a la cancha para tomarle una foto a Diego Armando mientras se encontraba en una acolarada charla con los conductores de Fox Sports.

En la práctica abierta al público el día anterior al cotejo amistoso, hubo quien llevó una de las biografías del Campeón del Mundo en México 1986, o el papá, que calculando la volatilidad del humor de Maradona, envió a su pequeño hijo como anzuleo para conseguir una histórica rúbrica.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados