De coronar a Astros a querer eliminarlos, Alex Cora, mánager de Boston
De coronar a Astros a querer eliminarlos, Alex Cora, mánager de Boston
TENDENCIAS:

De coronar a Astros a querer eliminarlos, Alex Cora, mánager de Boston

De coronar a Astros a querer eliminarlos, Alex Cora, mánager de Boston
Foto: AP
Por: |
BOSTON, EU(AP)
Alex Cora lideró a Boston a la victoria ante los odiados Yanquis. La siguiente asignatura para el mánager debutante de los Medias Rojas: el equipo que dejó tras conquistar la Serie Mundial como coach de banca la pasada temporada.

“He hablado hasta el cansancio sobre ellos toda la temporada, así que ahora vamos con ellos”, comentó Cora tras dejar en el camino a Nueva York en la serie divisional. Ahora es el turno de enfrentar a los Astros de Houston en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. “Al mejor de siete. Ellos me conocen. Yo los conozco. Debe ser divertido”.


Un jugador de cuadro que pasó 14 años en las Grandes Ligas con seis equipos, el puertorriqueño Cora estuvo un año en Houston antes que los Medias Rojas lo convirtieran en el primer manager de una minoría en la historia de la franquicia y uno de sus más jóvenes también.

Su primera temporada ya es un éxito, con un récord para la franquicia de 108 victorias, un tercer título de la División Este de la Liga Americana consecutivo y la primera serie de playoffs ganada por el equipo desde 2013.

Ahora tiene que hacerlo otra vez contra de su anterior jefe, A.J. Hinch, cuyos Astros barrieron a Cleveland en la serie divisional. El primer y segundo juegos son sábado y domingo, antes que la serie se desplace a Houston para tres enfrentamiento más, en caso de ser necesarios.

“No conozco demasiado sobre ellos. Simplemente tienen un buen equipo”, dijo Cora con timidez. “Lo que le hicieron a los Indios, eso fue impresionante. Parece como que están jugando su mejor béisbol de la temporada en el momento correcto”.
Y también lo hacen los Medias Rojas, gracias a Cora.


En su primera serie de postemporada como manager, parece hacer todas las decisiones correctas. Una de ellas fue poner a Brock Holt de titular en el tercer partido y verlo batear para el primer ciclo en un juego de postemporada en la historia del béisbol. Al día siguiente, dejó a Holt en la banca para el cuarto partido y vio cómo Ian Kinsler conectaba un doble productor determinante.

“Somos muy afortunados en tener a un joven en AC (las iniciales de Cora), quien no hace mucho dejó de jugar, lo cual definitivamente ayuda”, consideró el relevista de los Medias Rojas, Matt Barnes. “Tienes a alguien joven que ganó la Serie Mundial del año pasado, así que sabe qué se necesita para ganar la Serie Mundial”.


“Parece como que cada botón que pulsa es el correcto. Creo que tiene una gran intuición del juego. Entiende el juego. Hace un gran trabajo de manejo y comunicación con todos sobre lo que está sucediendo, y creo que se demostró en esta serie, y será estupendo avanzar”.


Hinch dijo que está feliz por su ex mano derecha, quien fue su caja de resonancia en estrategia y preparación, alguien que se hizo cargo cuando Hinch fue expulsado.

“Intento recordar algunas cosas que le dije que desearía no haber hecho”, comentó Hinch.
“El coach de banca y el manager son realmente estrechos”, señaló Hinch. “Obviamente él estaba pegado a mí en cada paso del camino. Como coach de banca estás involucrado en todo, (pero) tal vez no domines nada cuando no estás a cargo”.

Cora también sirvió como enlace con los jugadores, un papel que hizo bien en Boston. Los jugadores de los Medias Rojas — incluidos un par que fueron compañeros de Cora cuando estuvo en el equipo entre 2005 y 2008 — apreciaron la proximidad con su manager de 42 años, luego de cinco años con el más tradicionalista y distante John Farrell.
Los Astros también lo vieron.

“Fue un gran coach y significa mucho para mí”, dijo el campocorto de Houston, el también puertorriqueño Carlos Correa. “Haber pasado una temporada completa con él fue muy especial. Aprendí muchas cosas de él. Es una mente brillante. Sabe mucho sobre el juego”.


Hinch y Cora han mantenido una amistad a lo largo de su año separados e incluso intercambiaron mensajes de texto a lo largo de la primera ronda de los playoffs.

Eso parará.

“Me ha alentado. Lo he alentado”, compartió Hinch. “Las bromas, las conversaciones probablemente disminuirán un poco durante el próximo par de días”.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados