Amenazan actividades productivas al Mar de Cortés

Descargas de químicos por el manejo de la agricultura y la minería, así como la camaronicultura, afectan al llamado "acuario del mundo"
POR YESICKA OJEDA Y HÉCTOR PADILLA
yojeda@elimparcial.com

Las descargas de químicos producto de la agricultura y minería, así como de aguas residuales urbanas y la camaronicultura, ponen en riesgo la riqueza del "acuario del mundo": El Mar de Cortés. De acuerdo con investigadores de diversas instituciones, el mar goza, en general, de buena salud, aunque hay zonas a las que se les debe poner atención.

Si se ve el mapa general, el Sur de Sonora y Sinaloa son los puntos rojos en donde deben realizarse acciones de rescate. José Alfredo Arreola Lizárraga titular investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), precisó que estas áreas enfrentan una situación distinta por la cantidad de nitrógeno y fósforo que se vierte al agua a través de las aguas residuales de la agricultura, asentamientos urbanos y camaronicultura.

Las hectáreas en Sonora y Sinaloa que se trabajan en la camaronicultura.
Del nitrógeno se utiliza en las granjas acuícolas y el resto se desperdicia teniendo como destino final el mar.
De las aguas residuales que se concentran en lagunas de oxidación se vierte al mar. Algunas tienen programas de tratamientos, pero aún así no se logran eliminar al 100% los nutrientes.
El DDT está presente en todo el Golfo de California y se ha detectado en mamíferos marinos como delfines, ballenas y lobos marinos.
Las aguas residuales de los asentamientos urbanos son la segunda fuente más fuerte de contaminación al Mar de Cortés.
Cada habitante puede aportar hasta 7 kilos de nitrógeno.
"Las lagunas costeras son sistemas deltaicos, pero al carecer de prácticas sustentable en el manejo de materiales como fósforo y nitrógeno, contaminan el ecosistema marino"

"Las lagunas costeras que se ubican en estas zonas, son sistemas deltaicos, es decir sitios sumamente importantes por su riqueza en la agricultura y pesca, pero al carecer de prácticas sustentable en el manejo de materiales como fósforo y nitrógeno, contaminan el ecosistema marino", resaltó.

El uso de fertilizantes y agroquímicos para el desarrollo de la agricultura, dijo, no ha mejorado con el paso del tiempo lo que genera un potencial problema en el ecosistema marino.


AGUAS RESIDUALES
Los asentamientos urbanos al nivel de la costa, denunció Arreola Lizárraga, vierten fósforo y nitrógeno en cantidades excesivas y eso origina un aumento en la productividad orgánica y a su vez una alteración en los organismos de los ecosistemas y la falta de oxígeno.
El 80% de las aguas residuales que se concentran en las lagunas de oxidación, aseveró, se vierte al mar y aunque en algunas cuentan con programas de tratamientos, éstas no eliminan al 100% los nutrientes.

EN ZONA PENINSULAR: PRESA
HOOVER CAMBIA ECOSISTEMA

Tras la construcción de la presa Hoover en el Río Colorado, el ecosistema marino del Norte del Mar de Cortés cambió y eso representó un riesgo no sólo para las especies marinas, sino también para las aves residentes y migratorias.
"El agua que aportaba el Río Colorado al Golfo de California permitía el sostenimiento de un sistema deltaico que daba vida al valle de Mexicali, Baja California y permitía el desarrollo de especies endémicas como la vaquita marina y la totoaba", refirió.
La doctora Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas, revela que toda el área de Mexicali y el Alto Golfo de California se tiene un impacto de la agricultura, minería, la geotérmica.

PLAGUICIDAS EN VALLES
En estudios realizados por la doctora Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas, se ha detectado la presencia del plaguicida DDT, que era para combatir plagas de algodón.
"Ese plaguicida continúa presente en los suelos, en el agua, en las aves, en los peces de ecosistemas agrícolas, tanto de allá de Mexicali como en el Valle del Yaqui, la Costa de Hermosillo, la Costa de Guaymas...".
Es tóxico y se ha encontrado en la leche para bebé de madres de zonas agrícolas, además de peces y aves.
"Entonces es un compuesto que está presente en todo el Golfo de California, también se ha detectado en mamíferos marinos, en delfines, en ballenas, en lobos marinos", destacó la investigadora García Hernández.

DETECTAN MERCURIO
La investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) afirma que en sus estudios han detectado la presencia de mercurio, un contaminante que generan las plantas carboeléctricas y que se transporta atmosféricamente.
"Termina en el mar", dijo García Hernández, "es un metal que es tóxico para el ser humano, para los organismos, es un neurotóxico que afecta el sistema nervioso, y cada vez se ve más su presencia en peces".
Los análisis se han realizado principalmente en Mazatlán, Sinaloa.

PREOCUPAN MINERAS
La minería es otra de las actividades que afecta por el lado de las bajas, señalan investigadores.
"Por el lado del Golfo de California nos preocuparemos un poco por la minería, donde hay muchas zonas afectadas, con permisos para operar", refirió Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas.
La investigadora especificó en la mina de Santa Rosalía donde por años se han depositados desechos en el mar, lo que ha provocado problemas a la playa negra de Santa Rosalía.

ATRIBUIBLE AL HOMBRE
En términos generales, desafortunadamente el hombre no ha sabido administrar el mar y una prueba palpable de esto, son las descargas de residuos sin tratamiento que se realizan en el “acuario del mundo”, subrayó el doctor Luis Brito Castillo, investigador del programa de Prevención Ambiental y Conservación del Cibnor.
“Eso es muy común en muchos mares del mundo, pero particularmente para nosotros hay muchas descargas inclusive de los poblados que se encuentran de las zonas costeras como aquellas actividades productivas que descargan libremente este todas las aguas sin recibir un tratamiento previo y eso genera contaminación”, recalcó.


"Las aguas residuales de asentamientos urbanos es la segunda fuente más fuerte de contaminación al Mar de Cortés, dado a que si no son tratadas antes de llegar al mar, cada habitante es capaz de aportar hasta siete kilos de nitrógeno".
José Alfredo Arreola Lizárraga titular investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor).

“Siempre que uno descuida algo que es valioso desafortunadamente va perdiendo las características y hasta capacidades, sea un objeto físico, o un automóvil, o una casa, el Mar de Cortés es un cuerpo de agua vivo porque sostiene una gran diversidad de especies, si nosotros lo descuidamos y no hacemos nada, mucha de su productividad puede decaer”.
Doctor Luis Brito Castillo, investigador del programa de Prevención Ambiental y Conservación del Cibnor.

"Todavía podemos decir que es un mar altamente productivo, goza de un buen estado de salud y con capacidad de recuperarse más rápido en unas zonas que en otras, pero también hay que reconocer que hay zonas donde se han excedido los límites...".
Ernesto Bolado Martínez, director de la organización Sumar.

"En comparación con el Pacífico, toda la Costa de California y todo eso, el Mar de Cortés está mejor, pero sí hay puntos de preocupación en zonas agrícolas y lo del cambio climático afecta a todos...".
Doctora Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas.

Sanciona Profepa
Principales sanciones aplicadas por la Profepa  en Sonora desde el 2015 a la fecha a empresas y particulares por carecer de autorización para operar en el Mar de Cortés o incumplir las condicionantes que se les impusieron
13
Expedientes a igual número de particulares o empresas en Sonora en materia de Impacto Ambiental, ya sea por carecer de autorizaciones o por incumplimiento a los términos y condicionantes de las mismas autorizaciones.
580, 273
Mil pesos en multa ha aplicado la Profepa por sanciones administrativas

 

INTERIOR SONORA
El problema más fuerte que afecta al Mar de Cortés en estas áreas es el uso de fertilizantes y agroquímicos


Por Gamaliel González

Contaminado Sonora desde Bahía de Lobos a Yavaros POR YESICKA OJEDA Y HÉCTOR PADILLA
yojeda@elimparcial.com

El uso de fertilizantes y agroquímicos desde el valle de la parte Sur de Bahía de Lobos a Yavaros ha provocado serios problemas en Sonora, reveló doctor José Alfredo Arreola Lizárraga, titular investigador del Cibnor.

"En Sonora, específicamente en el territorio yaqui, que comprende de Las Guásimas a Bahía Lobos, el desarrollo de la agricultura es de apenas 18 mil hectáreas", dijo, "mínimo comparado con lo que produce el valle del Sur de Lobos a Yávaros, donde los problemas de contaminación son superiores".

Apuntó que estos elementos en el mar afectan la pesca, el turismo, y todo en general, y eso ya lo vivieron otros países del mundo, quienes tuvieron que buscar formas de mejorar las cargas excesivas de nitrógeno y fósforo al mar.

"Algunos lograron revertirlo", aseguró el investigador, "pero otros siguen batallando".
En Estados Unidos, subrayó, se han invertido millones de dólares para mejorar prácticas, recuperar los sistemas costeros dañados a causa de la industrialización y mantenerlos sanos.

SEGUNDO PROBLEMA FUERTE
Las aguas residuales de asentamientos urbanos, expuso Arreola Lizárraga, es la segunda fuente más fuerte de contaminación al Mar de Cortés, dado a que si no son tratadas antes de llegar al mar, cada habitante es capaz de aportar hasta siete kilos de nitrógeno.

“Habría que ver cada caso, sí tiene plantas tratamiento y si son realmente efectivas porque una laguna no elimina nutrientes, sólo sólidos, se tiene que revisar que haya plantas y como operan”, comentó.

El Municipio de Guaymas enfrenta un problema de contaminación por la operación de dos lagunas de oxidación, porque no funcionan de forma correcta.

TERCERA FUENTE
La camaronicultura es la tercera fuente de contaminación por su uso ineficiente del nitrógeno en sus granjas acuícolas, pues del total que utiliza sólo el 23 o 25% lo aprovecha y el resto lo desperdicia y tiene como destino final el mar.

En esta actividad, se trabaja en alrededor de 26 mil hectáreas ubicadas en los estados de Sonora y Sinaloa, destacó José Alfredo Arreola Lizárraga, titular investigador del Cibnor.
Aunado a lo anterior, dijo, al mar también llegan metales pesados como el plomo que se acumulan en las almejas y otros organismos que lo ingieren al llegar al fondo y no les afectan, pero al consumo humano sí, y es cuando la Secretaría de Salud establece cercos sanitarios.

Por Jesús Manuel Palomares

MERCURIO EN PECES DEL FONDO
La doctora Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas, revela que una investigación encontraron mercurio en organismos del fondo del mar.

"Este metal se encuentra en el mar", dijo, "es una de las mayores preocupaciones a nivel mundial, no es una fuente de México, está en todos lados y lo hemos detectado en peces y en organismos del fondo del mar".

Cuando está en el atmósfera está en una forma inorgánica no tan tóxica, relató, para la hora que llega al fondo del mar como partícula y las bacterias lo descomponen, se junta con moléculas orgánicas (metilmercurio) y causa problemas.

El mercurio es un metal tóxico para el ser humano, para los organismos, es un neurotóxico que afecta el sistema nervioso, y cada vez se ve más su presencia en peces.

PESCA FURTIVA
Para el biólogo y docente del Instituto Tecnológico de Guaymas, Javier Bermúdez Campoy, la pesca furtiva ha predominado por años en el País con el consentimiento de autoridades y la complicidad de compradores, porque si se aplicaran las leyes, eso no sucedería.
Señaló que esta actividad afecta en gran medida las pesquerías porque los que la llevan a cabo no buscan tallas comerciales y eso daña al ecosistema marítimo, llevando a la actividad a un punto de sobreexplotación.

“Todo eso repercute en las pesquerías que están sobreexplotadas y en lo económico porque las tallas que no son legales son capturadas y son vendidas, y esto qué pasa, repercute en el ciclo reproductor de las especies”, subrayó.

En el Mar de Cortés como en el resto del litoral de México, dijo, hay productores que no reportan el total de la producción capturada para evadir el pago de impuestos, mientras que otros le cambian el nombre de las especies marinas de exportación, lo que implica que las estadísticas que tienen las autoridades pesqueras no sean reales.

Externó que los pescadores ilegales trabajan en pangas o barcos sin permisos, con artes de pesca en ocasiones no permitidas, en épocas de veda y en zonas prohibidas, sin respetar tallas comerciales, lo que repercute en la sobrepesca, la reducción de precios y en ocasiones hasta falta de empleos.

FALTA CONTINUIDAD
Los programas exitosos que se implementan dentro de un Gobierno para contrarrestar la contaminación deben tener continuidad, pero no se les da al darse el cambio de administración y eso trunca cualquier avance que pudieran tener, afirmó el investigador titular del Cibnor, José Alfredo Arreola Lizárraga.

Aunado a lo anterior, agregó, el recurso económico que se destina cada año a la investigación es insuficiente y es uno de los rubros que no ha tenido crecimiento, lo que representa un obstáculo más para mantener sanos los ecosistemas marinos.

Arreola Lizárraga recordó que desde el 2013 hay una ley de responsabilidad ambiental que marca las responsabilidades en cualquier problema de contaminación que se detecte.
Consideró que se requiere implementar un ordenamiento en el desarrollo de las actividades agrícolas, pesqueras y en los asentamientos urbanos al nivel de la costa, porque son muchos usuarios en el mismo espacio marino.

“El ordenamiento ecológico marino ayuda a hacer acuerdos entre usuarios para aprovechar ese espacio marino, al ser común necesitamos hacer reglas para su uso, en el ‘86 se decretó en la práctica, hace falta ponerlo a trabajar y actualizarlo”, destacó.

DEJAN MONITOREO
El Gobierno no tiene un programa nacional de monitoreo que esté observado todos los ecosistemas de México, reveló l doctora Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas.
"Había hace tiempo un programa de monitoreo de contaminantes, pero se dejó de hacer", mencionó, "era un plan del Programa Nacional de Monitoreo Ambiental, lo hacía el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

"Hace falta un programa nacional de monitoreo que esté monitoreando todos los ecosistemas de México, las costas", resaltó García Hernández.

La investigadora atribuye esta decisión al alto costo que pagaba el Gobierno por este monitoreo.

PLAYAS LIMPIAS
El Programa Playas Limpias fue puesto en marcha el 30 de abril de 2003 y su objetivo es proteger la salud de los usuarios de las playas mexicanas, a través del mejoramiento de la calidad ambiental de las mismas.

De los balnearios que tiene Sonora en Puerto Peñasco, Caborca, Pitiquito, Hermosillo, Guaymas, Empalme y Huatabampo, dijo el investigador José Alfredo Arreola Lizárraga, sólo una cuenta está certificada por la Norma Mexicana para la Sustentabilidad de Playas.

El investigador titular del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste indicó que la playa “Sandy Beach”, de Puerto Peñasco, este año obtuvo el distintito por ser considerada una playa limpia que cuenta con la infraestructura necesaria para atender a los visitantes que acuden a ella.

Señaló que el Cibnor ha realizado monitoreos del agua a la par de las dependencias gubernamentales y los resultados indican que antes de la afluencia turística del periodo de Semana Santa, la calidad es buena, pero después el número de enterococos localizados en las playas es de más de 2 mil por cada 100 mililitros, y lo permitido por Norma Oficial Mexicana es menos de 200.

En la arena, destacó, también se ha detectado contaminación tras la visita de miles de turistas, pues las playas de la entidad carecen de infraestructura suficiente para prestar servicios sanitarios, y eso es un requisito primordial para certificar a una playa.

Por Yesicka Ojeda
Con respecto a otras entidades, en Baja California hay una sola playa limpia, en Baja California Sur se cuentan tres y en Sinaloa tres más.

MALA CALIDAD DEL AGUA
De acuerdo con el monitoreo de la calidad del agua costera realizado por la Agencia Ambiental de Estados Unidos (EPA) entre 2012 y 2016, Sinaloa es el que presenta más problemas en el Mar de Cortés.

El mapa presentado en junio de este año muestra más puntos amarillos y rojos, que significan que el agua está entre aceptable y mala.

En cuanto a Sonora, la EPA revela dos sitios rojos de Guaymas al Sur de la entidad, donde el vital líquido es de mala calidad, aunque hay otros puntos amarillos.

"De los principales problemas actuales se dan por un cambio de uso de suelo indiscriminado, sin medir las consecuencias, se transformó un desierto, se han represado ríos, impulsado a través de los mismos programas de Gobierno, antes deforestación, cada actividad productiva tiene un impacto...".
Ernesto Bolado Martínez, director de la organización Sumar.

"Sí hay focos de mayor contaminación en la zona del Sur de Sonora que es donde está la parte agrícola más fuerte, hay muchas descargas agrícolas, hay descargas de nutrientes y estos causan un desequilibrio en el mar porque bajan las concentraciones de oxígeno".
Doctora Jacqueline García Hernández, del CIAD Guaymas.

"El Mar de Cortés en términos generales goza de buena salud, pero en específico, el Sur de Sonora y Sinaloa enfrentan una situación distinta por la cantidad de nitrógeno y fósforo que se vierte al agua a través de las aguas residuales de la agricultura, asentamientos urbanos y camaronicultura".
José Alfredo Arreola Lizárraga titular investigador del Cibnor, especialista en manejo costero, impacto ambiental y ecología de manejo costero.

 

Índice de calidad del agua costera
Para la Comisión Nacional del Agua, organismo que realiza el monitoreo de la calidad del vital líquido, hay más sitios aceptable

Golfo de California

Diagnóstico golfo
Número de sitios
%
Buena
47
22.4
Aceptable
133
63.3
Mala
30
14.3

Fuente: Comisión Nacional del Agua

Cobertura del alcantarillado
De acuerdo con la Conagua hay 150 municipios costeros en el País que tienen la siguiente cobertura en alcantarillado:

81%
Es la cobertura de alcantarillado en dichos municipios.
7,516
Permisos de descarga en 11 mil 047 puntos.
18,110 hm3
Es la descarga anual y el 98% de ellos es de calidad aceptable.
91%
Del agua recolectada es tratada en 321 plantas de tratamiento existentes, lo que representa un saneamiento de 91.5%.

Se han detectado una serie de problemas, entre ellos, contaminación por aguas residuales y desechos urbanos

Peligran sitios en Baja California Sur POR HÉCTOR PADILLA Y EDUARDO LÓPEZ
hpadilla@elimparcial.com

La explotación pesquera e impactos en zonas de arrecifes, contaminación por aguas residuales y desechos urbanos, así como la urbanización ilegal de las playas, son un peligro para la vida del Mar de Cortés, a la altura de Baja California Sur.

Para el doctor Francisco Javier García de León, investigador titular del Cibnor La Paz, el intenso crecimiento poblacional, tanto en la costa de la Península como en la contraparte de la Costa de México, ha incrementado las actividades agrícolas, pecuarias, de acuacultura y pesquera, y con ello todas las consecuencias.


Por Eduardo López

"Sabemos que el Golfo de California es muy productivo y no solamente la gente que vive en ese lugar, sino gente que viene de otras partes, por ejemplo, gente de Mazatlán que va al Alto Golfo, o gente que viene desde más al Sur al ver que hay una pesquería interesante", refirió.
"Entonces todo eso hace que se incremente el esfuerzo y eso es un factor importante de presión sobre las condiciones ecológicas, pensando", dijo, "como se dice por ahí, que si para un kilo de camarón que tú pescas sacas otros tantos, de los datos que recuerdo son alrededor de 25 kilos de fauna de acompañamiento, y no se utiliza de manera eficiente esa fauna de acompañamiento".

PUNTOS ROJOS
De acuerdo con el Plan de acción para la conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad terrestre y marina de la región Golfo de California y Pacífico Sudcaliforniano, impulsado entre 2011 y 2012, hay al menos once sitios en donde se debe poner atención.
El trabajo que fue impulsado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la organización Conservación Natural (The Nature Conservancy), cita por ejemplo los corredores Punta Soledad los Frailes y San Cosme-Mechudo.

En el primero de los casos los principales impactos y amenazas son el desarrollo de infraestructura de turismo de alto impacto, creación de nuevos asentamientos humanos, presión por malas prácticas turísticas y contaminación (agua y suelo).
En el corredor San Cosme-Mechudo, el 86% de los pescadores ha identificado que los recursos pesqueros han disminuido.

"Las principales causas a las que atribuyen la disminución incluyen: sobreexplotación, uso de artes de pesca dañinas y falta de regulación pesquera. Otras amenazas incluyen la pesca de calamar industrial, pesca de escama, moluscos, tiburón y rayas", señala el documento.
En el caso de Cabo San Lucas, las amenazas se dan por desechos sólidos y aguas residuales, presencia de megaproyectos turísticos con impactos negativos sobre el ambiente, a pesar de la regulación ambiental, turismo de baja intensidad hotelera, pero de alta relevancia.

OTROS IMPACTOS
Los archipiélagos de San Lorenzo y San José, por ejemplo, coinciden que una de las amenazas es la actividad pesquera, según el Plan de acción para la conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad terrestre y marina.

"... La presión que sobre el ecosistema están ocasionando las actividades pesqueras, principalmente la generada por numerosos pescadores libres provenientes de Sonora, quienes pescan dentro del parque nacional sin regulación alguna, dado que en esta región no hay presencia permanente de autoridades pesqueras ni de autoridades encargadas de realizar la inspección y vigilancia pesquera", cita el documento en el caso de archipiélago de San Lorenzo.

Cuando se refiere al archipiélago de San José enumera como peligros: Explotación pesquera e impactos en zonas de arrecifes, deforestación y erosión del suelo causada por la constante remoción de la vegetación y/o piedras, y por la creación frecuente de senderos y áreas para campamento en algunas islas.

BAHÍA DE LORETO
En Bahía de Loreto se plantearon como peligros: La modificación del entorno, la pesca de escama, calamar, moluscos, sardina y cartilaginosos.

Señalan que hay daño por embarcaciones por transporte de pasajeros, contaminación por aguas residuales y desechos, turismo de baja densidad pero de importante extensión, relevancia y muy destructivo.

"Extracción ilegal de especies endémicas insulares de flora y fauna por turismo no regulado", reseña el Plan de acción para la conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad terrestre y marina de la región Golfo de California y Pacífico Sudcaliforniano.

BAHÍA CONCEPCIÓN
La urbanización ilegal de las playas, la pesca de escamas, moluscos, echinodermos, cartilaginosos, acuicultura, así como el daño al ambiente por embarcaciones, son una amenaza para la Bahía Concepción, en Baja California Sur.
"Aunque la bahía está en estado natural (poca presión urbana), está sujeta a dramáticos procesos físicos (estratificación y homogeneización), químicos (fuerte oxidación de materia orgánica, producción de nitrógeno y fósforo, generación de fondos anóxicos y emisiones de sulfuro de hidrógeno) y biológicos (crecimiento de dinoflagelados tóxicos, ficotoxinas en moluscos excedien do la norma sanitaria, mortandad de moluscos bivalvos)".

 

"La cuestión es que la actividad humana ha crecido demasiado y junto con eso, pues volvemos a lo mismo de las descargas.
En algunas zonas me ha tocado que analizábamos algunas descargas, en Cabo y resultó que lo de siempre estábamos echando la culpa a un hotel y eran unas casas que estaban al lado, de lujo".
Doctora Lía Celina Méndez Rodríguez, investigadora del Cibnor, especialista en Planeación Ambiental y Conservación.

"Es difícil imaginarse (el futuro), de hecho hace varios años hicimos un estudio que publicó el Senado de la República, precisamente dando una visión de las pesquerías y de los recursos. Se buscó concretar, aterrizar algunas de las recomendaciones que hay y se daban a grupos específicos y se arribó a buenos resultados, pero las actividades productivas no dependen sólo de los recursos sino que la parte humana es a veces muy poco predecible".
Eduardo Balart Páez, coordinador del programa de Ecología Pesquera, investigador del Programa de Ecología Pesquera del Cibnor.

"El factor humano, de sobrepoblación en una actividad como la pesquería, pues tiene algunos efectos, pero el escape de especies exóticas también genera muchas cosas, los barcos que vienen y van con diferentes necesidades, que traen agua para cambiar pueden traer agua del Norte o del Sur del mundo e intercambiarlas".
Francisco Javier García de León, doctor en Ciencias, investigador titular del Cibnor La Paz, BCS

 

MÁS DATOS
Según el Plan de acción para la conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad terrestre y marina de la región Golfo de California y Pacífico Sudcaliforniano:

Bahía Magdalena
Amenazas:
*Modificación del entorno: Tala de mangle, construcción de caminos, desarrollo urbano, fragmentación, destrucción de hábitat, instalaciones industriales.
Contaminación:Descarga de aguas negras e industriales (enlatadoras, termoeléctrica), residuos pesqueros, basureros clandestinos, residuos mineros.
Pesca:
Redes de arrastre y otras artes de pesca no permitidas, pesca furtiva, puertos, falta de regulación, acuacultura.

Balandra
*Durante décadas el área de Balandra ha sido utilizada por los habitantes de La Paz, con distintos fines, siempre de manera intensa, modificando de manera paulatina pero notoria algunos hábitats costeros, así como propiciando la disminución en la captura de algunas especies marinas comerciales que en algún tiempo fueron abundantes.

Complejo Lagunar Ojo de Liebre
*Contaminación: Aguas residuales urbanas, desechos líquidos y sólidos, rellenos sanitarios, pesticidas organoclorados. Turismo: Ecoturismo de ballenas, perturbación de colonias reproductoras de aves marinas.
Industria: Explotación de recursos minero.
Pesca: Pesca artesanal, pesca ilegal de abulón y langosta, desorganización de algunas áreas del sector pesquero.

SINALOA Y BAJA CALIFORNIA

Las amenazas de contaminación y el calentamiento global son parte de los factores que ponen en riesgo la riqueza del Mar de Cortés

En riesgo, la riqueza del mar POR ALFREDO ZAZUETA Y SAÚL MARTÍNEZ
lzazueta@elimparcial.com
CULIACÁN, SINALOA.- La contaminación por metales pesados provenientes de desechos de la agricultura, acuacultura y minería ha impactado las aguas del Mar de Cortés, aseguró Felipe Amezcua Martínez, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.
El doctor en Biología por la Universidad de Liverpool señaló que a pesar de las afectaciones sufridas en el Mar de Cortés o el Golfo de California sigue habiendo producción y una alta diversidad aunque sí se ha visto que se ha ido deteriorando.
"Si las cosas siguen igual a lo mejor no es que a 10 años se vaya a acabar y sea el fin, pero sí va haber menos cada vez.

"Esto va a implicar que también va haber más demanda de otras cosas, que va haber más conflictos y demás, entonces yo creo que sí es necesario empezar a tomar pasos para ir solucionando esos problemas", expresó.

Una propuesta que se tiene a nivel mundial, dijo, es empezar a hacer manejo, tomando en cuenta el ecosistema en su totalidad y que una actividad cuide a otra para evitar que cause efectos negativos y poder seguir teniendo equilibrio.

Amezcua Martínez, quien realiza investigaciones en la Unidad Académica Mazatlán, señaló que en el caso específico de Sinaloa, que es lo que le ha tocado estudiar, muchos campos pesqueros sino es que la mayoría, están asociados a campos agrícolas sobre todo en la parte Centro Norte.

"Es impresionante está todo rodeado de campos agrícolas, obviamente todos tienen drenes que eventualmente llegan a la zona costera, entonces esto qué provoca, que llega una gran cantidad de desechos que se utilizan para la actividad agrícola como son desechos de fertilizantes, otros agroquímicos y demás.

"Lo que hemos visto es que esto causa que estos contaminantes ingresen a la cadena alimenticia y en algunas especies hay cantidades elevadas de algunos metales como arsénico, cadmio, plomo, etcétera, entonces eso pues sí es un problema", mencionó.
En el Sur de Sinaloa, añadió, hay actividad minera y las minas tienen desechos que llegan a los acuíferos y eventualmente llegan a los sistemas estuarinos y luego al mar, lo que también causa afectación.

"Las granjas camaroneras también son un problema en el sentido de que toman agua de los sistemas estuarinos, la regresan y obviamente cuando la regresan se van los desechos", apuntó.

Sobre daños específicos por contaminación en el Mar de Cortés, Amezcua Martínez dijo que los principales son que en algunas especies se encuentra gran cantidad de metales potencialmente dañinos para el ser humano.

CONTAMINACIÓN: PAPEL
IMPORTANTE EN ALTO GOLFO

Junto con las presas y la cada vez menor precipitación de nieve en las Montañas Rocallosas, la contaminación juega un papel clave en las amenazas a la riqueza del agua del Río Colorado que llega al Alto Golfo de California.

En ese contexto, el debate científico aún se concentra en determinar la importancia del flujo del Río Colorado para la biodiversidad en el Mar de Cortés, ya que mientras que algunos estudios demuestran su influencia para la reproducción de la totoaba, otros señalan que la especie es adaptable y reproducirse en agua salada.

Osvel Hinojosa Huerta, responsable del Programa de Humedales de Pronatura Noroeste, considera que en la zona del Alto Golfo de California existe una riqueza única por la mezcla de estas aguas, donde existen varias especies en riesgo, además de la Vaquita Marina.
Descargas no controladas en el Río Hardy que llegan al Río Colorado, el cambio climático y la falta del flujo de agua del río al mar son parte de los factores de riesgo para esta riqueza biológica que caracteriza el “acuario del mundo”
 Hace cerca de 100 años, antes de la construcción de las presas en Estados Unidos, todo el flujo del Río Colorado llegaba al Delta y Alto Golfo, mientras que el valle Imperial y el valle de Mexicali eran un bosque ripario, señala Hinojosa Huerta.
De acuerdo a estudios para recrear las condiciones de aquel tiempo por parte de la Universidad de Arizona, se estima que la influencia del río era de más de 60 kilómetros mar adentro y generaba un importante estuario, donde se mezcla el agua dulce y salada.

Por Alberto Rosales

 

“Esto generaba una mayor riqueza biológica, de especies que venían a reproducirse”, expresó el investigador y responsable de programa de Pronatura Noroeste, quien se involucró en el Flujo Pulso de 2014.
Investigadores como Karl Flessa, Phil Hastings o Saúl Álvarez Borrego han abordado el tema de la reducción del flujo pero no hay una respuesta contundente, pues existen otros factores involucrados, como el desarrollo industrial, minero y pesquero en la región que deben ser tomados en cuenta.
Es precisamente un estudio de Flessa y otros investigadores, publicado en el 2005, que señala que la reducción del flujo del río Colorado al Alto Golfo ha reducido el área de reproducción de la curvina y de acuerdo a sus resultados, esto es “parcialmente” atribuible a la construcción de las presas en Estados Unidos.

EN RIESGO
Además de la Vaquita Marina, otras especies marinas se encuentran consideradas en riesgo en el Delta del Río Colorado y Alto Golfo de California, explicó Hinojosa Huerta.
Peces como el Cachorrito del Desierto y el pájaro Palmoteador de Yuma son especies que han logrado sobrevivir a las condiciones de esa zona, pero una almeja endémica del Alto Golfo, la “Mulimia Coloradoensis” se encuentra al borde de la extinción.
El investigador y ambientalista de Pronatura señala que es una especie que existía en abundancia en la boca del río y en la Isla Montague y que ahora hay muy poca.
“Sobre la totoaba y la curvina sí hay estudios pero otros dicen que son facultativos y pueden vivir en zonas sin agua dulce, así que es un poco complicado, el nivel de los alcances no son comprendidos aún y una de las razones es que los cambios se dieron cuando no había investigación científica en la zona”, agregó.

"Si las cosas siguen igual a lo mejor no es que a 10 años se vaya a acabar y sea el fin, pero sí va haber menos cada vez. Esto va a implicar que también va haber más demanda de otras cosas, que va haber más conflictos y demás, entonces yo creo que sí es necesario empezar a tomar pasos para ir solucionando esos problemas".
Felipe Amezcua Martínez, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

"Existen en el caso de los metales pesados como el níquel, el cobre, el zinc, en niveles de concentración, en el Estero de Urías, sobre todo en los sedimentos, que es lo que más estudiamos nosotros niveles de concentración que pueden ser hasta cuatro o cinco veces más altos que cuando el Estero no estaba industrializado todavía".
Ana Carolina Ruiz Fernández, Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, Unidad Académica Mazatlán.

“Es un reto mantener la calidad del agua, pero la parte positiva es que no hay problema de contaminación de tóxicos o metales pesados, es más bien exceso de nutrientes y materia orgánica que baja los niveles de oxígeno y causa la mortandad de peces”.
Osvel Hinojosa Huerta, responsable del Programa de Humedales de Pronatura Noroeste.

 

Puntos rojos en Baja California
*Según el Plan de acción para la conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad terrestre y marina de la región Golfo de California y Pacífico Sudcaliforniano

 

Bahía de los Ángeles,
Canales de Ballenas, Salsipuedes

Principales impactos y amenazas:
Desarrollo de infraestructura de turismo de alto impacto, presión por malas prácticas turísticas, contaminación (agua y suelo).

Islas Encantadas y San Luis Gonzaga
Principales impactos y amenazas:
Colecta de huevos de aves, pesca de escama, ocurrencia de
especies exóticas invasoras, perturbación humana directa, extracción ilegal de flora y fauna, sobrepesca.

Refugio Vaquita
Principales impactos y amenazas:

Modificación del entorno:
Alto: Reducción del aporte de agua dulce del río Colorado y cambios hidrodinámicos en su cuenca baja por presas, introducción de especies invasoras.

Contaminación:
Alto: vertimiento de contaminantes de todo tipo originado en el valle imperial, acumulación de desechos sólidos.

Pesca:
Alto: sobrepesca, pesca industrial de camarón, pesca de escama y peces cartilaginosos.
Alto: Agricultura industrializada, poblaciones costeras, falta de regulación e implementación de la misma (pesca y ambiental), sobreexplotación de recursos naturales renovables y no renovables.

Sistema de Humedales Remanentes del Río Colorado
Sonora y Baja California

Principales impactos y amenazas:
El crecimiento urbano y agrícola representa un enorme riesgo para los humedales, así como también lo es el cambio climático global y el incremento de la sequía en la región.

Bahía del Rosario
Actividades reales y potenciales de más alto impacto Turismo:
Medio: Turismo fronterizo de alto impacto y de bajo impacto.
Alto: Construcción de marina. La Escalera Náutica.

Modificación del entorno:
Alto: disminución de agua dulce por deforestación, apertura de áreas agrícolas y construcción de caminos.
Bajo: Desarrollo urbano.
Alto: agricultura.

Industria:
Medio: explotación de recursos geotérmicos, petroleros y minerales (fosforita), transporte.

Pesca:
Alto: pesca artesanal, cooperativas, flotas pesqueras, acuacultura, pesca ilegal.

Contaminación:
Bajo: Aguas residuales urbanas, basura, descargas industriales.

Sobreexplotación:
Alto: peces, comunidades vegetales, abulón, almeja, erizo, extracción de canto, captura furtiva de especies terrestres y marinas.

Estero Punta Banda
Principales impactos y amenazas:
Actividades turístico-recreativas, contaminación del cuerpo lagunar, la barra arenosa del estero se ha encontrado permanentemente amenazada por diversos proyectos de ampliación del desarrollo habitacional.
Especies invasoras.

Laguna Hanson
Principales impactos y amenazas:
La intensidad y frecuencia de los incendios, presencia de vehículos terrestres en los polígonos de las zonas frágiles o sensibles de la zona de preservación, efectos de deterioro por erosión causados por pastoreo y tránsito vehicular.

Valle de los Cirios
Principales impactos y amenazas:
Explotación no planificada de recursos forestales (maderables y no maderables), erosión y degradación de suelos, sobreexplotación de los mantos hídricos y mantos acuíferos.

*Fue impulsado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la organización Conservación Natural entre 2011 y 2012.

AMENAZAN ACTIVIDADES PRODUCTIVAS AL MAR DE CORTÉS