Inicio

viernes, 18 de abril 2014 08:39

Presentan sus ‘niños’

Como cada año en el Día de la Candelaria, cientos de fieles católicos acudieron a la Catedral a bendecir su ‘Niño Dios’. Foto: Jesús Bustamante
Como cada año en el Día de la Candelaria, cientos de fieles católicos acudieron a la Catedral a bendecir su ‘Niño Dios’. Foto: Jesús Bustamante
Publicada: 03/02/2013 09:30      Por: Laura Durán   lduran@frontera.info  
Comentarios
TIJUANA, Baja California(PH) Cientos de Niños Dios, fueron acercados con fervor al altar de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe para ser bañados con el agua bendita de este 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Los hubo de todos tamaños, los que miden apenas unos centímetros y les sobra espacio en la palma de la mano hasta los del tamaño real de un bebé, todos arreglados con devoción, desde el ropón tejido a mano hasta los trajes confeccionados especialmente para este día, con variantes de pastor, Papa o algún santo.

“Este año vinimos a Catedral pero otras veces vamos a la parroquia de la colonia, allá en La Mesa”, dijo Agustina Molina, quien lleva más de 20 años siguiendo la tradición que le inculcó su abuela y ahora trae a sus hijas y nietos.

Llegaron envueltos en cobijas, canastas, sillas o simplemente en brazos, desde muy temprana hora aunque fue en la misa del medio día donde se concentró la mayor parte de niños.

“Desde el 94 traigo a mi niño a bendecir cada Día de la Candelaria porque nuestro señor tiene que estar presente en nuestro corazones” asegura.

Rosa López González aprendió el cariño por la tradición gracias a su abuela y madre, y por éste viaja cada año desde La Gloria hasta la Catedral del Centro.

“Pienso que como uno tiene frío él también” por eso, dice doña Rosa, le hizo un traje pachoncito de tela polar con el que fue presentarlo acompañada de su esposo.

“Es una tradición que no debe perderse, es cosa de uno inculcar a los hijos los valores a los hijos” aseguró Felipa Morales, quien acudió con su madre a bendecir a sus niños, uno de tamaño natural que lleva tres años en la familia y otro que cabe en una mano y con el cual acuden desde hace 15 años a la iglesia.

“Mi niño lleva 42 años en la familia, nos lo hemos pasado durante tres generaciones y aunque lo mandamos arreglar tiene despostillados sus deditos. No importa así lo queremos porque es como uno más de nuestra familia es... es... pues es nuestro niño” agregó Herminia López López.
...
   
1 calificaciones
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.

 
0 COMENTARIO(S)