Ir Arriba

Inicio

Golpear, ganar y gustar

Golpear, ganar y gustar

Golpear, ganar y gustar
Foto: AP
Por: |
HERMOSILLO, Sonora(GH)
Para un aficionado común escuchar el apodo "Triple G" de un pugilista podría significarle: Golpear, ganar y gustar. Es en el caso de Gennady Golovkin la connotación ideal, aunque en realidad signifiquen las iniciales del kazajo más famoso del mundo: Gennady Gennadievich Golovkin.

El retiro provisional de Floyd Mayweather Jr. de los cuadriláteros hace año y medio, colocó a Golovkin como el mejor libra por libra del momento. Ese envidiable récord habla por sí solo para adueñarse de la ostentosa etiqueta. 37 victorias, 33 de ellas por la vía del cloroformo.

Su exquisita pegada para terminar con sus rivales antes de las doce campanadas lo tienen como el boxeador más temido de la actualidad; la racha de 25 nocauts de manera consecutiva espantan a cualquiera. Ese es el poder de "GGG".

La última actuación del kazajo fue el combate contra Daniel Jacobs el pasado mes de marzo. El veredicto final de los jueces fue decisión unánime para Golovkin para poner fina a la longeva racha de golpes fulminantes.

Tuvieron que pasar nueve años para que otro boxeador le aguantara de pie al kazajo, desde que lo hiciera el francés Amar Amari en 2008.

El regresar al camino de las victorias antes de llegar a las tarjetas es una deuda pendiente para él. El 16 de este mes es la fecha esperada para que vuelva lucir igual de temible con los guantes. Su víctima 38 pudiera ser un mexicano por segunda ocasión. Marco Antonio "Veneno" Rubio fue el primero en poner su rostro en esos guantes.

La encomienda de Gennady es que el "Canelo" Álvarez dé el grito, pero de dolor con los golpes que buscará propinarle, y a su vez, retener los tres cinturones que expondrá ante el boxeador mexicano en Las Vegas.

Durante su carrera amateur contabilizó 350 combates con apenas cinco reveses, y la única derrota oficial que se le conoce es en la final del peso Mediano en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 al caer por puntos contra el ruso Gaydarbek Gaydarbekov.

Fajarse es el primer mandamiento del boxeador asiático y perder no es una opción en su filosofía a la hora de los golpes. Los 73 kilos que subirán al ring del T-Mobile Arena van a salir a exhibir que, pese a sus 35 años, aún le queda bastante camino por recorrer y rivales que vencer por la vía rápida.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.