Mi gato usa los muebles de la casa para afilar sus uñas

Mi gato usa los muebles de la casa para afilar sus uñas

TENDENCIAS:

Mi gato usa los muebles de la casa para afilar sus uñas

Mi gato usa los muebles de la casa para afilar sus uñas
Mi gato usa los muebles de la casa para afilar sus uñas Foto: Tomada de la Red
Por: |
(Tomada de la Red)
Es sabido que todos los gatos necesitan arañar y rascar, es instintivo. Pero, ¿cómo impedir que lije sus uñas en el sofá o en algún otro mueble de la casa? Hay varios trucos: entre ellos, observar sus hábitos de rascado, conseguir que utilice rascadores y zonas de lijado que habrá que colocar, cubrir los muebles escogidos por la mascota, usar catnip o hierba gatera y nunca retarlo a menos que lo encuentres “con las patas en la masa”.

Los felinos arañan para librarse de las capas muertas de tejido de sus uñas y mantener sus garras cuidadas. Pero, además, rascan objetos para marcarlos, una estrategia que les sirve para comunicarse con otros de su especie. Además con esta práctica se estira y se libera del estrés.

Pero, ¿cómo evitamos que el gato utilice determinados muebles para rascar sus uñas? En este artículos te contamos algunos trucos.



1. Conozca a su gato:

Los mininos felices necesitan rascadores apropiados. De lo contrario, elegirán de forma natural un pequeño número de objetos domésticos para el lijado de sus uñas. El primer paso es proporcionarle zonas de rascado atractivas para él. Si lo observamos un poco, descubriremos qué es lo que prefiere para esta práctica, entonces lo ideal es darle opciones similares aptas.

2. Rascadores:

Una vez conocidos los gustos de rascado de uñas del gato, hay que sustituir los objetos domésticos por rascadores lo más similares posible. Hay que colocar los rascadores (pueden ser comprados o caseros) para el felino cerca de las zonas inapropiadas de rascado. Es importante asegurarse de que el rascador sea estable y no se mueva mientras el gato lo usa. Estos rascadores pueden ir, poco a poco, alejándose de los muebles que antes empleaba el felino y ser colocados en las zonas deseadas.

3. Cubrir los muebles:

Debe ser con una tela o material de textura diferente, que resulte menos estimulante para el gato. Unas sábanas viejas pueden servir, mientras que el gato aprende a utilizar sus nuevos rascadores lo que puede llevar un par de semanas.

4. Hierba gatera:

El entorno del michifus debe ser atractivo y estimulante. Esto es muy importante cuando los felinos son domésticos y no tienen acceso a jardines. Es por eso que hay que colocar varios rascadores dentro de la vivienda. Los rascadores, además, pueden frotarse con hierba gatera, para que resulten más atractivos para los felinos. Además, hay que cortar las uñas del gato una vez a la semana.

5. No lo rete:

Los gatos aprenden y, por supuesto, pueden ser educados. Pero, aprenden poco a poco. De acuerdo a un estudio sobre comportamiento felino de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) hay que retar a los gatos con palabras suaves para que las entienda, pero después de que lo haya hecho será inútil. Así sólo se logrará atemorizarlo. Pero, si pescamos al gato arañando laguna superficie que no deba, entonces hay que tratar de decirle “no” y llevarle al rascador.
TÓPICOS: MASCOTAS

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados