"Era su primer viaje en helicóptero": Bravo 10

"Era su primer viaje en helicóptero": Bravo 10

TENDENCIAS:

"Era su primer viaje en helicóptero": Bravo 10

"Era su primer viaje en helicóptero": Bravo 10
Foto: Redacción/GH
Por: |
MEXICALI, Baja California(GH)
“Es algo que vives con él y lo vas aprendiendo a llevar”, admite Raúl Ruiz Burgueño, comandante del Grupo de Rescate Bravo 10 al hacer la primera pregunta.

Es a las afueras de la Estación de Bomberos 1 “Alfonso Esquer Sandez” donde comienza a recordar a quien fuera su compañero de equipo y amigo Roberto Carlos Munguía, que hace un año pereciera al intentar realizar un rescate en el Cerro del Centinela.

Se conocieron por el año de 1995, recuerda el comandante, cuando Munguía ingreso como bombero voluntario a la corporación, incluso trabajaron juntos cuando Ruiz Burgueño era comandante de la Sección 23 y durante las jornadas de trabajo fueron creando una hermandad muy especial.

Además de la empatía y el compromiso con su labor, ambos voluntarios compartían el día de nacimiento y caracteres similares que los hicieron unirse aún más.
“Lo que recuerdo mucho de él era… cuando eres comandante siempre tienes esa parte en donde esperas más y a veces no lo logras o te desilusionas, él era para mí la parte que me decía no te preocupes, échale ganas, vamos a salir adelante… era la parte que me apoyaba en ese aspecto”, expresó.

De Roberto Carlos Munguía recuerda una gran voluntad, actitud y disponibilidad para los rescates, apoyando siempre a su comandante y compañeros de grupo, por lo que su partida creó un vacío muy grande entre los integrantes del equipo.
Incluso, menciona el voluntario, en su momento lo motivó a volverse técnico en urgencias médicas, algo que al inicio no le atraía.

EL ACCIDENTE

Al tocar el tema del accidente se mantiene firme, aunque puede notarse que pensar en ello todavía causa un fuerte efecto en él. Recuerda que en ese momento estaba de comandante del incidente, como apoyo al grupo de rescate Aguiluchos que habían activado la búsqueda desde el día anterior.

Es pocos minutos después de que los elementos de Bravo 10 finalmente se unen a la búsqueda cuando se encontró el cuerpo de la joven Karen Violeta Ruiz Sánchez, de 26 años, desaparecida durante una excursión en el Cerro El Centinela.

“Realmente nosotros ya hasta estábamos pensando que vamos a ir a comer terminando la situación, porque ya teníamos toda la mañana ahí trabajando”, comentó, “reamente pensábamos que todo iba a salir como siempre, entramos juntos y salimos juntos, pero desgraciadamente no se dio de esa manera”.

Los eventos que siguieron a la localización de la joven fueron de gran estupor para Ruiz Burgueño y el resto de los presentes ese 13 de marzo en el Cerro El Centinela, quienes sólo pudieron observar el momento en que ocurrió el fatídico accidente que cobró la vida de los cuatro tripulantes del helicóptero de la Policía Estatal Preventiva.

“Yo miré el accidente, estaba en ese momento en una comunicación con uno de los mandos por teléfono, me dijeron los muchachos del equipo ‘ahí viene el capitán Munguía en el helicóptero’, voltee y miré que venía él saludando, era su primer viaje en helicóptero”, relató.

Era su primer viaje en helicóptero, repite el comandante medio perdido en el relato, mientras asegura que dicho viaje era fuente de mucha emoción para su compañero Roberto Carlos y el resto del equipo, eran muy pocas ocasiones donde tenían la oportunidad de subir a un helicóptero.

Para el comandante Raúl Ruiz la cercanía del primer aniversario del accidente en El Centinela trae una gran tristeza y una infinidad de recuerdos, además de un gran vacío que siente la totalidad del equipo, a pesar de que continúan funcionando con la normalidad de antes.

Con la cercanía de la Semana Santa y el inicio de los preparativos para los operativos de seguridad la presencia de Munguía se echa de menos aún más, resaltó, pues en estos momentos el voluntario ya se encontraría preparando el equipo médico, como había sido su labor.

Para los voluntarios del grupo de rescate Bravo 10, la muerte de su compañero y los otros tres tripulantes del helicóptero es algo que nunca podrán olvidar, aunque aprendan a vivir con ello.

“En el servicio pocas personas se van como ellos, uno quisiera morir de viejo en la cama, pero si no en el cumplimiento de su deber es lo máximo que podrías esperar, aunque no es algo que uno quisiera”, afirmó Raúl Ruiz.

A FUTURO


Al ser cuestionado sobre los cambios que trajo consigo la tragedia, el comandante aseguró que si se han tenido algunos acercamientos por parte de las autoridades, quienes incluso donaron un terreno en donde con el tiempo esperan construir su propia base.

Si bien cumplir esta meta como asociación civil requerirá de mucho trabajo, Ruíz Burgueño se mostró deseoso de concluir con el proyecto. “Son sueños que también teníamos con él, es algo que nosotros habíamos batallado un poco para poder encontrar el camino, y ahorita que paso esta situación si nos dieron mucho apoyo”, indicó.

Aun con las carencias con las que trabajan día con día, pues como grupo de rescate voluntario dependen mucho del apoyo de la sociedad, el comandante se mostró firme en que lograrían alcanzar sus objetivos como asociación civil, a pesar de que en muchas ocasiones estos logros requieren de que los integrantes inviertan de su propio bolsillo para lograr sus metas.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados