Ir Arriba

Inicio

'Yo no puedo seguir aquí'

'Yo no puedo seguir aquí'

'Yo no puedo seguir aquí'
María Isabel González asegura ser el verdadero objetivo del sicario que mató a la doctora Ciani.
Por: |
TIJUANA, Baja California(GH)
La doctora María Isabel González Díaz, quien asegura que hay personas que quieren asesinarla, solicitó protección a las autoridades, la cual fue negada al argumentarse que no se tienen protocolos ante situaciones de ese tipo.

El 3 de julio de 2017, la doctora Alma Angélica Ciani fue ejecutada en el interior de su consultorio, en la colonia Libertad, a las 12:15 horas.

Ese día, a la misma hora, la doctora María Isabel González Díaz esperaba a un paciente que no conocía y con el que solo se había comunicado por medio de mensajes, en un consultorio ubicado a un costado del de la doctora Ciani.

“Nunca se presenta la persona esta y a los quince minutos después de las doce escucho unos impactos muy fuetes que me espantan, me doy cuenta de que la persona no llega y le mando mensaje para decirle que ya no la voy a esperar, que es muy tarde, cierro el consultorio y cuando bajo ya estaban ahí las patrullas porque le acababan de disparar a la doctora Ciani”, comentó González Díaz.

El 14 de julio, agentes de la Policía Ministerial aseguraron al presunto responsable del homicidio de la doctora Ciani, identificado como David “N”, de 22 años, gracias a que olvidó su teléfono celular en el consultorio.

El Subprocurador de Investigaciones Especiales, José María González, apuntó que el asesinato de Alma Angélica Ciani fue por equivocación; María Isabel González está segura de que ella era a quien buscaban.

“A la persona que me hizo la cita yo le dije que la esperaba arriba de un restaurante pero desgraciadamente se confundieron y entraron al de la doctora Ciani porque mi consultorio no decía doctora”, explicó.

Casos relacionados
Un agente de la Policía Ministerial que prefirió mantenerse anónimo informó que existe una relación entre el remitente de los mensajes que recibió el asesino de la doctora Ciani a su celular y el de los mensajes del presunto paciente que la doctora González esperaba el día del homicidio.

“Yo sé que la doctora Ciani perdió su vida y su vida es irremplazable, pero yo siento que también perdí mi vida el día que le dispararon a ella, perdí mi paz, yo me voy a tener que ir de Tijuana, las autoridades no tienen recursos para garantizar mi seguridad”, detalló.

Según María Isabel, solicitó protección a las autoridades, sin embargo, se le negó por no existir un protocolo en situaciones similares; solo recibió dos rondas de vigilancia en su casa desde el 3 de julio.

La falta de respuesta de las autoridades, comentó, la ha obligado a irse de Tijuana para empezar su vida en otro lugar.

“No duermo tranquila, perdí la paz desde entonces, quiero tratar de recuperar un poco mi paz; yo no puedo seguir aquí”, explicó.

Sin antecedentes
La doctora María Isabel aseguró que nunca ha tenido problemas con alguno de sus pacientes.

“Soy sicóloga especialista en adicciones, estudié el doctorado en sicología; todo el tiempo he trabajado, estudiado, doy clases, hago labor social, doy pláticas a grupos de doce pasos; soy una persona que sirve mucho a su ciudad”, manifestó.

El 20 de junio de 2017, su esposo falleció por un infarto agudo al miocardio por insuficiencia renal.

María Isabel y su esposo vivían separados desde meses atrás y se enteró de su muerte por medio de redes sociales.

Al ir a preguntar a la casa donde su esposo vivía con su primer matrimonio, aseguró, fue tratada de forma hostil.

“Voy a buscarlo y me insultan, me amenazan con golpearme y diciendo que me voy a arrepentir, que yo no las conozco; fueron dos amenazas en el mismo sentido, en persona y por teléfono, ha sido el único conflicto que he tenido con alguien”, afirmó.

Al ser la esposa actual de un jubilado de Telnor, María Isabel es acreedora a la pensión de viudedad en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

“La ex esposa fue a tratar de cobrar la pensión en el IMSS, lo cual es un fraude y, por tanto, me la negaron a mí también”, confesó.

El miércoles, un mes después del asesinato de la doctora Ciani, María Isabel recibió mensajes similares a los de principios de julio, por lo que acudió al Ministerio Público a declarar, antes de irse de Tijuana.

“Vivo con mi hijo de 12 años y a lo que yo me dedico es a dar terapia, yo amo mi profesión y la he puesto al servicio de la comunidad; eso es lo más triste, yo me tengo que ir siendo un elemento útil para la sociedad, he tratado de corresponder a estar ciudad.

"El día de ayer (miércoles) volví a recibir otros mensajes iguales a los mismos que recibí supuestamente pidiéndome otra cita y otro tipo de situaciones que la policía ya está enterada”, lamentó.

De acuerdo a sus dichos, la mañana de este viernes la sicóloga dejó la ciudad para buscar seguridad para ella y su hijo en otra ciudad del País.
TÓPICOS: DOCTORA, AMENAZAS

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.