Identifican a otros dos sobrevivientes del tráiler de Texas
Ir Arriba

Inicio

Identifican a otros dos sobrevivientes del tráiler de Texas

Identifican a otros dos sobrevivientes del tráiler de Texas

Identifican a otros dos sobrevivientes del tráiler de Texas
Foto: SUN
Por: |
ZACATECAS (SUN)
Con los hermanos Tomás y Germán Hernández Chávez, de 29 y 25 años de edad, respectivamente, originarios de la comunidad de Norias, del municipio Francisco R. Murguía, se ha incrementado la cifra a cinco zacatecanos que forman parte de las 39 víctimas que fueron abandonadas dentro de una caja de tráiler en San Antonio, Texas, a quienes se les puede dar el status de testigos protegidos.

La mañana de este lunes, don José de Jesús Hernández Carrillo y Manuela Chávez Vaquera, padres de los jóvenes, junto con Karla Adame, esposa de Germán, se presentaron en la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para pedir que se les otorgue mayor información y un permiso para ir a ver a sus hijos que están hospitalizados en Estados Unidos.

El delegado de la SRE, Javier Mendoza Villalpando, recibió a esta familia y les explicó que debido a que se ha detectado que se trata de una red criminal dedicada al tráfico de personas indocumentadas y con complicidades tanto en México como en Estados Unidos, los migrantes zacatecanos que fueron rescatados serán testigos protegidos en esta investigación criminal que realizan las autoridades estadounidenses.

Por tal razón, explicó que a esos migrantes sobrevivientes se les pude dar la Visa U que se trata de un estatus “No inmigrante” y que está reservado para las víctimas de ciertos crímenes que han sufrido abuso físico o mental y que brindan ayuda a las agencias de orden público y oficiales gubernamentales en la investigación o prosecución de actividades criminales.

Esta misma información se les otorgó a los demás familiares de las otras tres víctimas originarias del municipio de Loreto. A la cita se convocó a los padres de los dos hermanos Manuel y Ricardo Martínez, de 24 y 31 años de edad, respectivamente, aunque el más joven de ellos perdió la vida en el tráiler y se espera la repatriación del cadáver a su natal Lomas del Paraíso.

De igual manera, se citó a los padres de Luis Angel “N”, de 17 años de edad, quien permanece en un albergue para menores hasta que se defina su situación migratoria y legal, ya que también es parte de las víctimas de en este hecho criminal.

Los familiares de estos cinco migrantes se reunieron con las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores y con las autoridades del gobierno estatal para determinar los mecanismos legales que se les van a proporcionar y las posibilidades de que puedan viajar a Estados Unidos a ver a sus hijos.

En la plática previa que sostuvo Javier Mendoza, delegado de la SRE, con los familiares de los hermanos Tomás y Germán, el funcionario federal les aclaró que también se ha detectado que en ese tráiler no sólo viajaban 39 migrantes, sino se estima que casi era un centenar, pero unos se bajaron con anterioridad, por tanto, las autoridades estadounidenses señalaron que ellos sí estarán sujetos a una investigación criminal.

Es decir, que sólo los 39 migrantes que fueron rescatados del tráiler son los que se les otorgará el estatus migratorio de víctimas que serán testigos protegidos con la Visa U.

“Se daban respiración de boca a boca”

Los padres de Tomás y Germán relataron que, el lunes 17 de julio, sus hijos salieron de Francisco R. Murguía, rumbo al estado de San Luis Potosí, donde fueron citados por los “coyotes” para luego emprender el viaje a la frontera, algo que ya había ocurrido en otras ocasiones, pues ya se habían ido a Estados Unidos con anterioridad.

Mencionan que a los tres días, sus hijos que comunicaron para avisar que ya habían cruzado la frontera, pero sin precisarles el lugar, sólo les dijeron que estaban en una casa de seguridad. Después perdieron el contacto con sus hijos y comenzaron a escuchar las noticias del “tráiler de la muerte”, sin embargo, ellos no creían que se trataran de sus hijos.

Tuvieron noticias de ellos hasta el pasado domingo que Tomás se logró comunicar con una tía que vive en Estados Unidos, para avisar que ya estaba en el hospital y estaba bien, pero no sabía nada de su hermano, al grado que pensaban lo peor.

Sin embargo, detectaron que también estaba hospitalizado, pero requería de una operación que se la acaban de practicar el pasado viernes, pero ya lograron platicar muy poco con ellos.

Tomás les ha dicho que para tratar de salvar a su hermano le dio en varias ocasiones respiración de “boca a boca”, pero ya después él también se desmayó, aunque alcanzó a escuchar cuando fueron salvados del tráiler.

Incluso, les han comentado que sí sintieron temor cuando vieron que eran decenas y decenas de indocumentados, más aún cuando los subieron a todos a un tráiler, al grado, que por el pensamiento le cruzó la idea de mejor no subirse y quedarse ahí, pero optaron por seguir la ruta y las instrucciones, por temor de que les hicieran algo si desobedecían.

“Mire, quienes hemos cruzado a Estados Unidos, uno nunca conoce a los coyotes, uno nunca sabe si ellos son buenos o malos”, señalo don José Hernández.

Por lo pronto, dice que tratarán de informarles a sus hijos y familiares que ellos serán testigos protegidos, aunque lo que más desean es ir a verlos a Estados Unidos y esperan la pronta respuesta.

Mientras tanto, ya se les han tramitado los pasaportes a estas familias en espera de que la cancillería les dé la respuesta a esta petición.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.