El largo camino hacia un posible juicio político contra Trump
Ir Arriba

Inicio

El largo camino hacia un posible juicio político contra Trump

El largo camino hacia un posible juicio político contra Trump

El largo camino hacia un posible juicio político contra Trump
Foto: AP
Por: |
(SUN)
El esperado testimonio que dio hoy el ex director del FBI James Comey ante el Senado de Estados Unidos puede sentar las bases de lo que podría ser en el futuro un proceso de "impeachament" o destitución contra el presidente Donald Trump, al que acusó de mentir en varias ocasiones, por obstrucción a la Justicia.

En una intervención en el Comité de Inteligencia del Senado que levantó una expectación no vista en décadas, el ex director del FBI echó mano de sus notas personales para narrar con lujo de detalles el devenir de nueve conversaciones que sostuvo con Trump desde su elección en noviembre pasado hasta el 9 de mayo, cuando el mandatario le despidió.

Nunca antes, un exdirector del FBI había acusado bajo juramento, ante las cámaras y en la Cámara alta a un presidente estadounidense de decir "mentiras" varias veces, entre ellas sobre las razones de su despido, que Trump en un principio basó en la falta de liderazgo de Comey al frente del Buró Federal de Investigación (FBI).

Comey presentó a un Trump obsesionado con poner fin a la investigación sobre la posible colusión de su campaña con Rusia para minar las posibilidades de la candidata demócrata, Hillary Clinton, en los comicios de 2016, y aseguró que fue despedido por la presión que ejercían las pesquisas en el mandatario.

El gran mandoble de Comey vino cuando no quiso descartar si Trump se coordinó de alguna manera con operativos rusos, algo tan grave que podría llegar a ser traición, y aseguró que prefería discutirlo a puerta cerrada.

Es más, Trump, según el exjefe del FBI, nunca le pidió investigar los constantes intentos de los rusos de interferir en las elecciones para "influir en la manera en que votamos y pensamos", que el exdirector considera probados.

El episodio de hoy marca un punto de inflexión clave en la presidencia de Trump tras menos de medio año de un mandato de cuatro, en cuyo ecuador (2018) habrá elecciones legislativas que podrían cambiar el dominio republicano del Congreso y poner a Trump ante el abismo del "impeachment", nunca culminado con éxito en EU.

Los senadores demócratas ya hablan con comodidad de la obstrucción a la Justicia de Trump, un cargo que podría servir para destituir al mandatario, pese a que no se vea implicado ni directa ni indirectamente en los supuestos intentos rusos de interferir en las elecciones.

Pero, las acciones de Trump ¿constituyen una obstrucción de la justicia, tipificada como un delito? ¿Y podría esto llevar realmente a su destitución?

¿QUÉ ES OBSTRUCCIÓN DE LA JUSTICIA?
Según el Código de Estados Unidos (US Code), que reúne todas las leyes federales estadounidenses, "cualquiera que intente, de manera corrupta, (...) influenciar, obstaculizar o impedir la buena administración de la justicia debe ser castigado". El delito es pasible de una pena de cárcel de cinco años como máximo.

¿OBSTRUYÓ TRUMP LA JUSTICIA?
Depende de lo que el presidente de Estados Unidos puede haber hecho para impedir el desarrollo normal de la investigación sobre los lazos entre su equipo de campaña y responsables rusos.

Durante una conversación cara a cara con el director del FBI, James Comey, Trump dejó entender que deseaba que Comey renunciase a su investigación sobre las relaciones entre el exconsejero de seguridad nacional, Michael Flynn, y Rusia.

A comienzos de mayo, el presidente despidió a Comey y se habría jactado ante diplomáticos rusos de haber conseguido así descarrilar la investigación, según el diario The New York Times.

"La llave", explica Brandon Garrett, profesor de Derecho de la Universidad de Virginia, "es que debe haber una intención" de obstaculizar en conocimiento de causa el buen funcionamiento de la justicia.

Para los juristas consultados por la AFP, esto hasta el momento no ha sido establecido.

"El despido de Comey es hasta ahora la mejor prueba de que Trump actuó de manera corrupta", explica Joshua Dresser, profesor de la Universidad estatal de Ohio.

Sin embargo estima que ningún fiscal correría el riesgo de procesarlo sobre esta base, ya que precisa "pruebas que considere suficientes como para declararlo culpable, más allá de toda duda razonable, y todavía no hemos llegado allí".

Otra reserva según los expertos es que existe un debate sobre si una investigación del FBI puede ser contemplada dentro del campo del funcionamiento del sistema judicial y por ende ser objeto de una obstrucción de la justicia.

¿SE PUEDE INCULPAR AL PRESIDENTE?
Las opiniones están divididas, en parte porque no existe un precedente. "Hay dudas considerables en cuanto a si un presidente en ejercicio puede ser inculpado, sin hablar de ser condenado", explica Charles Collier, profesor de la Universidad de Florida.

PUEDE ESTO SERVIR DE BASE PARA DESTITUIR A TRUMP
Sí, aunque el concepto de obstrucción de la justicia pertenece al sistema judicial, mientras que el procedimiento de destitución es enteramente político.

Podría ser lanzado incluso si Trump no es formalmente acusado por la justicia. Esto fue lo que le ocurrió a Richard Nixon en 1974.

Corresponde al Congreso, de mayoría republicana, destituir al presidente si estima que es culpable de "traición, corrupción u otros crímenes y delitos mayores".

En ese caso el Congreso puede apoyarse en los elementos de prueba eventualmente expuestos por la justicia.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.