Ir Arriba

Inicio

Tener confianza en Dios ante tempestad: Obispo

Tener confianza en Dios ante tempestad: Obispo

Tener confianza en Dios ante tempestad: Obispo
El jerarca de la Iglesia Católica en Ensenada insistió en que los creyentes muchas veces se atemorizan, ya que ante los buenos propósitos siempre hay alguien quien desanime o experiencias que hagan rendirse y fracasar. Foto: Karla Padilla
Por: |
ENSENADA, Baja California(GH)
A lo largo de la vida hay momentos difíciles y las personas son “sarandeadas” por los problemas, crisis de fe, enfermedades, dificultades en las relaciones humanas, la falta de trabajo y de oportunidades, pero Dios está para decirles que no teman.

Fue el mensaje del Obispo de la Diócesis de Ensenada, Rafael Valdez Torres, durante la Jornada Nacional de la Juventud Católica, donde invitó a los jóvenes a preguntárse de qué tamaño es la fe que le tienen al Señor.

Explicó que la figura del Evangelio de San Mateo que se leyó este domingo, en la que el Señor hace a Pedro caminar sobre las aguas invita a la reflexión sobre cómo viven los católicos su fe y qué falta para hacerla crecer.

“Lo más importante es que en esas grandes crisis de la vida está nuestro Señor Jesucristo cerca de nosotros y nos dice esas palabras ‘tranquilízate, no temas, soy yo’; tres palabras que en la experiencia más dura y difícil de nuestra existencia nos confortan”, destacó.

Sin embargo, dijo, el problema es cuando las personas no tienen la capacidad o voluntad de escuchar a Dios, pues aseguró que en muchas ocasiones, las crisis de fe son en realidad actitudes personales de rechazar a Dios en la vida.

“Eso nos pasa a muchos de nosotros, no queremos a veces escuchar, atender el oído, agudizarlo hacia la palabra de Dios y lo abrirmos a otras experesiones del mundo o de la naturaleza que nos alejan de escuchar la voz de nuestro Señor Jesucristo”, resaltó.

El jerarca de la Iglesia Católica en Ensenada insistió en que los creyentes muchas veces se atemorizan, ya que ante los buenos propósitos siempre hay alguien quien desanime o experiencias que hagan rendirse y fracasar.

Recordó que la vida es un caminar en el que se tropieza, se cae y hay que levantarse; pero no olvidar que en las grandes dificultades y carencias está el Señor cerca para ayudar a quien quiera ser ayudado.

“Nunca se dejen llevar por ideologías, costumbres, situaciones de pecado, de injusticia, de vicios que los aleje de Dios; esas grandes tempestades que van a recorrer inevitablemente, las pueden vencer victoriosamente porque ahí estará el Señor diciéndoles ‘tranquilízate, no te preocupes, soy yo’”, dijo.

Finalmente agradeció a Dios por tantos jóvenes que se han mantenido firmes en la fe y pidió para que esa fe madure, crezca y llegue a los jóvenes en los que aún no ha despertado la fe.



Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.