Alejandro Carrasco ya es padre

Alejandro Carrasco ya es padre

TENDENCIAS:

Alejandro Carrasco ya es padre

Alejandro Carrasco ya es padre
Solo necesitó de diez pitcheos para poner a los Padres de San Diego a desear su rúbrica.
Por: |
TIJUANA, Baja California(GH)
Solo necesitó de diez pitcheos para poner a los Padres de San Diego a desear su rúbrica.

“Es algo que nunca me esperé”, expresó el tijuanense Alejandro Martín Carrasco. El joven de 17 años espera que lo tomen en cuenta para comenzar a escalar peldaños en las ligas menores con rumbo al mejor beisbol del mundo.

Ha pasado por la Liga Dominicana de Verano donde las organizaciones de Grandes Ligas envían a prospectos que luego serán tomados en cuenta para las sucursales. Al derecho, le tocó lanzar en el Juego de Estrellas de la liga y fue designado como el Jugados Más Valioso.

Antes, Carrasco pasó cerca de un año en la Academia de Toros de Tijuana, David Sinohui fue quien lo llevó al equipo, luego de verlo con Cardenales en la Liga Municipal.

Fue elegido para el Juego de Estrellas de las academias de la Liga Mexicana de Beisbol 2016, pero dicho encuentro no se pudo llevar a cabo por lluvia. Un día después, el 5 de junio, lo llamaron para que hiciera pruebas. La escena es de película, todavía llovía y no imaginaba que el scout Chris Kemp decidiera firmarlo.
“Lo que he pasado, la trayectoria que voy haciendo, es algo increíble”, comentó.

SIN MIEDO A NADA

La Liga Dominicana de Verano existe desde 1985 y actualmente está compuesta por 35 equipos en cinco divisiones. Lo más valioso que ha aprendido Alejandro Carrasco en ese sitio es a enfrentar.

“Aprendí a no tener miedo, a confiar en mis pitcheos, en mi repertorio, en lo que tengo como pitcher”, relató.

Su evolución como serpentinero ha sido notable en los últimos dos años que lleva involucrado con organizaciones de beisbol profesional. Su recta ha pasado de ser de 85 a 92 millas.

Su baraja de lanzamientos también va mejorando, “soy mejor lanzador, soy más agresivo con mi recta, tengo mejores repertorios, soy más valiente, no tengo miedo de que me peguen jonrón”, confesó.

“Quiero trabajar la curva, es un pitcheo que te puede sacar de un momento crítico, tienes que ser más agresivo”, extendió. Ha tenido que sortear también las temperaturas de la época más calurosa del año en República Dominicana. “No puedes aguantar un juego de siete entradas por el clima, tienes que tomar mucha agua, tener mucha condición, no tener miedo, a confiar en mis pitcheos, en mi repertorio, en lo que tengo como pitcher”, relató.

Su evolución como serpentinero ha sido notable en los últimos dos años que lleva involucrado con organizaciones de beisbol profesional. Su recta ha pasado de ser de 85 a 92 millas. Su baraja de lanzamientos también va mejorando, “soy mejor lanzador, soy más agresivo con mi recta, tengo mejores repertorios, soy más valiente, no tengo miedo de que me peguen jonrón”, confesó.

“Quiero trabajar la curva, es un pitcheo que te puede sacar de un momento crítico, tienes que ser más agresivo”, extendió.

Ha tenido que sortear también las temperaturas de la época más calurosa del año en República Dominicana.

“No puedes aguantar un juego de siete entradas por el clima, tienes que tomar mucha agua, tener mucha condición, ser muy fuerte para durar toda una temporada”, dijo.

APRENDER DE LOS DEMÁS

Carrasco, también conocido como “Diablito” o “Negrito”, ha saboreado triunfos en el deporte, tiene el gran sueño de llegar a Grandes Ligas, pero en el transcurso ha visto cómo se van logrando metas. Parte de eso ha sido porque es una persona receptiva, observadora, atenta a los detalles y a lo que hacen los demás.

“Cualquier persona que yo miraba que le iba bien, eso hacía”, explicó.
En Padres hay una camada de jóvenes mexicanos con los que se lleva muy bien, como Luis Urías, Tirso Ornelas, Gerardo Reyes, Fernando Pérez, Andrés Muñoz, Gilberto Vizcarra y Adrián Martínez.

“Tienen buenos números y son buenas personas”, dijo.

Fue convocado al juego de prospectos de Padres en el Petco Park. Alejandro Martín no pudo olvidar el sitio donde le tocaba ver los juegos como aficionado en la vieja casa del equipo, el Qualcomm.

Lo que viene para Carrasco es pasar quince días en una campaña de fortalecimiento en Arizona donde se reencontrará con algunos paisanos. Pone su fe en que el 2018 sea el año en el que comienza su viaje en las sucursales de Estados Unidos. “Que pase todo lo que tenga que pasar”, finalizó.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados