FRONTERA.INFO - TIJUANA, AYER Y HOY
COLUMNAS
TIJUANA, AYER Y HOY
Entre la inseguridad y la incompetencia

Tijuana vive hoy días aciagos. Mientras que el número de muertos por asesinato, robos, asaltos, secuestros, extorsiones, trata de personas, inseguridad vial, “narcomenudeo”, etcétera, han aumentado, sin que las distintas dependencias de ¿seguridad pública? hayan logrado, no digamos acabar, ni siquiera disminuir los delitos. La comunidad se pregunta: ¿Cómo?, ¿cuándo? ¿de qué manera? podemos acabar con esto y volver a los tiempos en que se podía vivir sin temor a ser parte de la violencia. En distintos foros, en las universidades y colegios de abogados, así como en las distintas instituciones empresariales, se han expuesto opiniones y propuestas diversas. Hasta ahora ninguna ha sido realmente tomada en cuenta. La Iniciativa Privada (IP) es actualmente a la única que escucha el Estado (nos referimos a las tres instancias de gobierno), porque ni los sindicatos ni las instituciones académicas parecen contar ya para las autoridades. La IP ha propuesto planes de emergencia e incluso ha llegado a través de sus voceros a pedir la destitución de los altos directivos de la “seguridad”, que a través de muchos años de estar al frente de distintos cargos, como fue y es el caso del ex secretario de Seguridad Pública en el Estado, Daniel de la Rosa Anaya (que fue premiado como procurador en Baja California Sur) o la procuradora actual o los distintos comandantes y secretarios de seguridad en los municipios bajacalifornianos, que no sólo han sido incapaces de detener el crimen sino que ante sus ojos y el azoro de la población, este ha crecido exponencialmente. No puedo asegurar qué tan involucrados estén unos u otros con la delincuencia. Lo que sí es evidente es que después de muchos años, no sólo los que lleva el gobernador o los alcaldes, sino el grupo o los grupos en el poder (panistas y priistas) han sido absolutamente incompetentes. Por lo tanto, deben ser inmediatamente sustituidos y, en consulta ciudadana, nombrar nuevos jefes contra la delincuencia. Hay un dicho cubano-beisbolero: “Hay que menear la mata para que produzca mangos…” que viene al caso. El gobernador y los alcaldes tienen una gran responsabilidad frente a la ciudadanía. No frente a sus colaboradores que los han hecho quedar tan mal. La ineficiencia de sus ayudantes es también su responsabilidad. Deben removerlos, porque los siguientes serán ellos. Hace falta un mando único real. Creo que el Ejército no debe ser el responsable de la seguridad pública. Pero regresarlo a sus cuarteles en este momento sería un suicidio. La autoridad civil debe trabajar de acuerdo con el mando militar, sobre todo ahora, que está un pundonoroso comandante en la II Región como lo es el Gral. de División DEM Gabriel García Rincón, que tuvo un desempeño brillante en la II Zona Militar. Trabajen juntos y organicen a los cuerpos de seguridad para servir honesta y eficientemente al pueblo. Hay buenos policías, ¡póngalos al mando!

El autor es catedrático de la Universidad de Tijuana, Cronista de la

Ciudad.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.