COLUMNAS
EL MUNDO ME DA VUELTAS
¿Quién limpia la ciudad?

Es triste admitirlo, pero en Tijuana estamos vivimos entre basura, malos olores y suciedad en general.

Del "Tijuana huele a caca" al "están haciendo de Tijuana una mierda" que me comentó un lector sobre mis ultimas dos colaboraciones, he estado reflexionando sobre el porqué no hemos logrado consolidar una ciudad ya no digamos bonita pero, cuando menos, "presentable".

Me da muchísima envidia ciudades como Guadalajara, Monterrey, Mérida y hasta Hermosillo por el cuidado que tienen de sus áreas públicas y lo mucho que cuidan sus monumentos, sus calles y su presentación como ciudad.

Hace unos días, disfruté un periodo de receso laboral en San Cristóbal de las Casas, Ciudad de México y San Miguel Allende, y a diario me encontré a personal de sus Ayuntamientos limpiando calles, plazas y andadores: ¿hace cuánto que no vemos en Tijuana tan siquiera una barredora automática por nuestras calles principales? ¿Hace cuánto que no vemos en Tijuana a personal oficial –si no fuera por los presos por delitos menores que así pagan sus fianzas– limpiando algún área común?

¿En que momento los ciudadanos dejamos que esto pasara y que la cara de nuestra ciudad se descuidara tanto?

A veces me dan ganas de darles un reconocimiento por escrito a los muchos turistas nacionales y extranjeros que tenemos por atreverse a seguir visitándonos a pesar de todas nuestras deficiencias como ciudad y región, porque, dicho sea de paso, hasta en los lugares más pobres del mundo se preocupan por presentar su mejor cara lavada a los turistas. Y para mostrar lo mal que estamos, los invito a que se den una vuelta por todas las entradas a Tijuana. No hay una sola que se salve: suciedad, postes de todos colores, basura, malos olores, barreras de cemento mal alineadas, maleza, jardineras sin arreglo formal, monumentos a medio iluminar o sin pintura, ¿de verdad es tan difícil darle mantenimiento a los accesos de nuestra casa?

Carretera Rosarito Libre, Rosarito Cuota, Tecate Libre, Tecate Cuota, Blvd. Aeropuerto, Garita San Ysidro y Garita Otay: son 7 accesos ¡solo 7 accesos!

Hay 6 mil millones de pesos de presupuesto anual en el Ayuntamiento de Tijuana y 54 mil millones en el Gobierno de Baja California: ¿no se merecen nuestros accesos cuando menos unos 5-10 millones de pesos cada uno? Son cacahuates presupuestales.

Reconozco que en este problema, hay mucha porquería en la ciudadanía que no limpia ni el frente de sus casas y negocios o tiene terrenos sin construir con un nivel de suciedad impresionante, pero esto es como la "teoría de las ventanas rotas" (Wilson y Kelling) aplicada con tanto éxito en New York por Giulani como su alcalde: si tu no arreglas una ventana rota de un edificio, los vándalos terminaran por romperlas todas.

Lo mismo pasa con nuestra ciudad. Alguien tiene que empezar por romper el circulo vicioso en el que nos encontramos de “no limpiar porque nadie limpia”.

Qué desesperación que no tengamos a un Enrique Alfaro (el alcalde de Guadalajara) de Presidente Municipal en Tijuana o ya mínimo un proyecto socializado para acomodar por donde ve la suegra, nuestros arbustos, nuestras banquetas, nuestros postes y el mobiliario urbano en general.

¿Podrían ponerle atención cuando menos a este tema, Sr. Gobernador, Sr. Presidente Municipal?

* El autor es empresario, turistólogo y un enamorado de su ciudad.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.