COLUMNAS
CUARTO DE MILLA
'No al silencio': Javier Valdez

Una de las misiones fundamentales de un buen periodista es delatar con objetividad y opinar sobre lo que ocurre en el país y en el mundo…

Un quehacer que se ha convertido en un oficio de alto riesgo…

Hace unas semanas apenas, nos enteramos de la dolorosa noticia del asesinato en Chihuahua de la corresponsal de La Jornada, Miroslava Breach, que había destacado por sus reportajes críticos a los círculos del poder y al crimen organizado…

Había cometido el “error” Miroslava, de escribir sin miedo, delatando la influencia que el narcotráfico tenía en el Gobierno de Chihuahua, lo que le costó la vida…

De acuerdo a la organización Artículo 19, durante este sexenio, han sido asesinados 106 periodistas en México, y el 99 por ciento de estos crímenes permanece en la impunidad…

Solamente, en lo que va del año, han sido asesinados seis periodistas…

El nombre de Javier Valdez Cárdenas, fundador del Semanario Río12, y corresponsal de La Jornada, se une a los de Cecilio Pineda Brito, en Guerrero; Ricardo Monlui, en Veracruz; Miroslava Breach, en Chihuahua; Maximino Rodríguez, en La Paz, Baja California Sur y Filiberto Álvarez, en el Estado de Morelos…

Valdez Cárdenas obtuvo el Premio Sinaloa de Periodismo y el International Press Freedom Award, que otorga el Comité para la Protección de Periodistas en Nueva York…

Era corresponsal de la Agencia Francesa AFP- y sus crónicas fueron publicadas

por Proceso, Gatopardo y Emeequis …

Hace apenas unos días, envió un artículo a La Jornada, titulado: “El Compadre del “Chapo”, su peor enemigo”, en el que describía en detalle, la fuga de Joaquín Guzmán Loera, del Penal de Puente Grande en Jalisco, en 2001, instrumentada por su compadre, Dámaso López Núñez, al que todos conocemos como el “Licenciado”…

Javier Valdez era autor de la columna Mala Yerba y desde 2009, publicó varios libros, siempre señalando a las organizaciones del narcotráfico, entre los que destacan Miss Narco, los Morros del Narco, Huérfanos del Narco y Mala Yerba…

El gremio periodístico, de inmediato, empezó a organizar protestas en toda la República y a lanzar un mensaje conjunto sobre los terribles riesgos que están viviendo …

Nadie tiene la menor duda de que el móvil del asesinato de Javier Valdez fue su consistente lucha contra el narcotráfico, la delincuencia organizada y la corrupción del gobierno en su Estado…

Tanto en sus crónicas como en sus columnas, Javier insistía en la pérdida de control de las autoridades, y en su último libro “Narcoperiodismo”, arremetió una vez más contra el narcotráfico y la complicidad de las autoridades con la delincuencia…

Son muchos los periodistas asesinados por hacer su trabajo y, salvo unas cuantas excepciones, permanecen en la impunidad total, sin que los responsables intelectuales y materiales, hayan sido juzgados…

Adiós Javier, seguiremos leyendo lo que nos has dejado, seguiremos diciendo no al silencio y esperando que tu asesinato no quede impune…

*- La autora es periodista.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.