FRONTERA.INFO - EL OJO DEL MARKETING
COLUMNAS
EL OJO DEL MARKETING
Experiencia mata millenial

No hay día que no me encuentre algún colega que se ha quedado sin trabajo, personas con mucha experiencia, que han tenido dos o tres puestos clave en empresas importantes, hoy se encuentran sin empleo ¿lo han notado?

Me da la sensación de que cuando uno cumple 40 años se afila la punta del zapato del director de la empresa para darnos una patada -ya-saben-donde ¿sólo yo tengo esa sensación? Mire, lo he analizado detenidamente ¿qué está pasando?

La mitad de la generación X adoptó la tecnología, la otra mitad no, entonces para las empresas somos una suerte de obsoletos y si a eso le agregamos el destello colorido de los millenials, esto termina en desastre. No es que yo tenga nada en contra de esa generación, no, trato (lo más posible) de entender y aprovechar sus habilidades, son propositivos, son vanguardistas, no tienen límite, persiguen sus sueños, emanan buena vibra y se dejan crecer la barba, hablan en inglés, deslumbran. En cambio la generación X, somos un tanto renegados, observamos, somos más oscuros, no brillamos, me refiero estrictamente a estornudar brillantina ¿pero sabe qué? Nosotros tenemos un activo irremplazable: tenemos experiencia.

Pareciera que la experiencia no vale frente a un ‘insight’, a un ‘product placement’ wow ¿qué dijo? -no sé- pero wow ¡contratado! A la generación X nos toca bailar con la mas fea, no “lucimos” frente a los ‘shiny’ terminamos desempleados, además la antigüedad, la escalada en sueldos, pues todo sumado nos restan “con lo que le pago al X me contrato a 3 shiny” ¡despedido! Y así veo pasar a mis compañeros generacionales, desempleados.

Hace un mes estuve tratando de contratar una asistente “¿de qué horas a que horas trabajan aquí?” “Es que me fui a USA y renuncié, al cabos que cuando regrese me consigo otro trabajo”, “soltera, sin hijos, ¡bueno! Un perrhijo maravilloso”, le juro por mis hijos y mis perrhijos que no daba crédito a lo que escuchaba, ni una sola entrevistada me dijo ”quiero aprender” el común denominador era cero compromiso, todo se limitaba a cuantas horas voy a trabajar y.cuánto me va a pagar y porqué tan poquito. ¿Qué me quedaba? Y entonces recurrí a la generación X, somos una generación que sabemos comprometernos a largo plazo, entendemos el valor de aprender, sabemos de lealtad y tristemente las grandes empresas nos están desaprovechando.

Yo auguro un arrepentimiento generalizado en esas empresas que están sustituyendo generaciones, creo que están empezando a sentir la ausencia de experiencia, ya no se les hace poca cosa el offline, ya algunos se han estrellado con la innovación repentina, ya se les puso el ojo vidrioso porque esos 3 millenials rotaron varias veces y empezaron a sentir el nido vacío.

Y ¿sabe qué? Los mas inteligentes están contratando la experiencia, no solo generación X, están encontrando un tesoro en baby boomer y repito: no tengo nada en contra de los millenials, solo que tenemos la muy mala costumbre de sobrevalorarlos, lo siento chicos pero tienen que aprender, es por su bien. Cada quien en su lugar, experiencia mata millenial.

* La autora es estratega de marketing, director de Adirektiva, miembro de la

Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.